Conciertos y Eventos / Opinión

Sónar día 2

César Londoño

Sónar día 2

César Londoño Definitivamente si quiere entender la modernidad, debe tener claro unos referentes de introducción que lo ayuden, de lo contrario se sentirá muy perdido.

 

 

SUZANNE CIANI


Pocas veces en la vida tienes la oportunidad de estar tan de cerca y disfrutar de una leyenda viva de la música (en concreto de la música electrónica), como lo es Suzanne Ciani: La última heroína de los sintetizadores modulares. Suzanne lleva más de treinta años haciendo de estos aparatos de culto, las herramientas y los cimientos de todo lo que hoy en día conocemos -vulgarmente- como música electrónica. Esta italiana, una de las alumnas aventajadas, fue quien a principios de los 80 los empezó a utilizar con un talento innato. Si hoy en día los sintetizadores Buchla son objetos de culto, es gracias a esta mujer que los dio a conocer en el mundo entero, pues están presentes en sus 20 discos, en su famosísimo sello Seventh Wave y en sus giras.
Dios salve a la reina.

DJ SHADOW


El viernes iba de veteranía. La noche del club se vestía de gala para recibir al que fue el peso pesado del sampler de los primeros años de este siglo.
Tras 6 años fuera de la escena, el autor del mítico Endtroducing vuelve a los escenarios para presentar una nueva faceta mucho más madura de su carrera, dejando al lado el universo track, y centrándose en las melodías y las construcciones rítmicas. Como resultado hizo un show impecable con un sonido mucho más natural y delicioso, pero con la seña de identidad que lo ha llevado por las cabinas de medio mundo con su sampleo legendario. El show en el Sónar fue sin duda un verdadero gusto para ojos, oídos y espíritus.

Se te echaba de menos, Paul.

NONOTAK


Si durante Sónar no asistes, por lo menos, a un show de alto contenido tecnológico y experimental, mejor quédate en casa mirando YouTube.
Puede tener críticas contradictorias y feroces en la escena experimental más radical, pero el show que presentan el japonés Takami Nakamoto y la francesa Noemi Schipfer, es uno de esos que podría ver cualquier persona entre los 5 y los 80 años, sin importar gustos musicales.
Una instalación de luz, arquitectura y sonido para sentarse a observar y disfrutar sin pensar en ritmos, etiquetas o tendencias. Una estructura de volúmenes, proyecciones y figuras geométricas que juegan con las leyes de la física, mientras Noemi y Takami van pinchando en medio de la construcción. Relájese y disfrute.

MODERAT


Corren tiempos de Moderat y el mundo definitivamente se ha rendido a sus pies, y esto no es gratuito. Cada actuación de estos alemanes, fruto de la fusión de Modeselektor y Apparat, es la recreación de los hits que han hecho bailar a una generación entera; entre ellos New Error o Bad Kingdom, además de varios temas de su nuevo álbum III, que se acompañaron de un importante despliegue de visuales y luces capaces de mover las percepciones de los más cautos.

Siempre habrá tiempo para Moderat.

 


NICOLAS JAAR


Que Nicolas, la mueve, la mueve.

31 grados a una humedad relativa del 90%, no fueron impedimento para que miles de personas se abultaran en el Sónar Pub a las 2:00 am para ver al chileno, presentando su nuevo trabajo Sirens, y eso que éste no es precisamente un disco para romperse la cintura bailando.
Comenzó con una introducción de 15 minutos de un ambient muy suave y meditado, que invita más a la reflexión que a la fiesta, para seguir por un recorrido que va desde el blues hasta el house, pasando incluso por la cumbia. El público estuvo entregado y disfrutando cada track, conocedores de que ahí hay mucha sustancia. Poesía para paliar el calor.


SOULWAX


Si en la mañana la veteranía de Suzanne despertó del letargo caluroso a un Sónar ahogado, en la madrugada el turno era para otros veteranos de la escena bailable universal. Y lo hicieron a lo grande, con un despliegue musical extraordinario, con tres baterías tocando al tiempo (una de ellas recibiendo los ataque del gran Igor Cavalera de Sepultura), además de bajos, sintetizadores y guitarra. Siete músicos belgas sobre un escenario en el que recrearon su mítico estudio de grabación Deewe. En medio de la tecnología y los shows con una mesa y una consola, fue todo un gusto para miles de personas tener a una banda al frente.

Related